Llámanos al 921 21 00 30

LA EDAD NO
TIENE LIMITES

Tratamientos de radioterapia para enfermedades benignas

Las enfermedades benignas de tipo degenerativo como la artrosis, cuando no mejoran con tratamientos convencionales, pueden ser tratadas con radioterapia a baja dosis.
Estos tratamientos de radioterapia son ampliamente utilizados en Europa, especialmente en Inglaterra o Alemania, con un 90% de mejora del dolor articular de los pacientes tratados.


¿Cuáles son las enfermedades benignas?

Son enfermedades bastante comunes que afectan nuestra calidad de vida. Pueden ser degenerativas (como las artrosis) o proliferativas (como los queloides) o inflamatorias de tejidos blandos (como la oftalmopatía de graves). Entre las más habituales destacan

  • Artrosis de rodilla (Gonartrosis)
  • Artrosis de cadera (Coxartrosis)
  • Artrosis del dedo pulgar (Rizartrosis)
  • Fascitis plantar
  • Enfermedad de Dupuytren
  • Queloides
  • Otras: codo de golfista, codo de tenista...
Cuéntanos tu caso
y un equipo de especialistas lo valorará
Llámanos al 921 21 00 30
O si lo prefieres, déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.
Tu mensaje se ha enviado. Gracias!
  He leido y acepto el aviso legal

¿Cómo actúa la radioterapia?

La radioterapia produce tres efectos beneficiosos sobre estas patologías: efecto anti-inflamatorio, anti-proliferativo e inmunomodulador.
Aplicada a dosis bajas, la radioterapia es un tratamiento seguro, con una toxicidad prácticamente inexistente y muy cómodo para el paciente. Normalmente, se realizan pocas sesiones de menos de 15 minutos. Es indoloro, no interfiere con la actividad diaria del paciente, no precisa sedación, ayunas ni observación posterior a cada sesión


Artrosis de rodilla (Gonartrosis)

Artrosis de rodilla (Gonartrosis)

La artrosis de rodilla (gonartrosis) es una causa frecuente tanto de dolor como de limitación funcional.

El tratamiento con radioterapia es indicado para pacientes, preferiblemente con edad avanzada. La eficacia del tratamiento con dosis bajas de radioterapia se ha confirmado en multitud de ensayos clínicos que han demostrado:

  • mejoras del dolor articular en hasta el 90% de los pacientes tratados.
  • respuestas completas en 12-25% de los pacientes.

Artrosis de cadera (Coxartrosis)

Se produce por el deterioro del cartílago que recubre las superficies de los huesos que forman la articulación de la cadera. El principal síntoma es un dolor que se focaliza en la ingle y a veces se extiende a la rodilla. Con el tiempo limita la capacidad de movimiento y dificulta la marcha.

El tratamiento con radioterapia reduce la inflamación producida por la degeneración del hueso y mitiga el dolor, facilitando la movilidad.

Artrosis de cadera (Coxartrosis)
Artrosis del dedo pulgar (Rizartrosis)

Artrosis del dedo pulgar (Rizartrosis)

La artrosis del pulgar es el desgaste de la articulación que une el dedo pulgar a la muñeca. Puede producirse por la edad o por la reiteración de movimientos debido a causas laborales, deportivas o incluso por el uso de los móviles. El pulgar nos ayuda a coger o manipular objetos, si su movimiento es doloroso es altamente incapacitante.

Algunos estudios indican que, al final de los tratamientos de radioterapia, un 70% de los pacientes tratados consiguen una remisión parcial o completa del dolor.

Fascitis plantar

Fascitis plantar es el tejido grueso que cubre los huesos en la base del pie. Cuando ese tejido se estira o se sobrecarga, se produce una inflamación o hinchazón que se conoce como fascitis plantar.

La mayor parte de las medicaciones proporcionan alivio del dolor a corto plazo.
La radioterapia es un procedimiento inocuo que reduce la inflamación que se produce con la fascitis plantar y mejora la calidad de vida.

Fascitis plantar
Enfermedad de Dupuytren

Enfermedad de Dupuytren

Esta enfermedad afecta al tejido que conecta la palma de la mano y los dedos. Por lo general, comienza con un pequeño bulto en la zona de los pliegues de la palma. Progresivamente el nódulo crece y se transforma en cordones a lo largo de los tendones. Los cordones se espesan y contraen los dedos afectados hacia la palma. Con el tiempo, la persona afectada no puede abrir la mano.

La radiación puede inhibir el desarrollo de la contractura, especialmente en estadios tempranos de la enfermedad. La reducción de la hinchazón aumenta la calidad de vida del paciente.

Queloides

Uno de los problemas que surgen con el proceso de cicatrización son los queloides, una lesión cutánea que se produce por un crecimiento exagerado del tejido cicatricial. Pueden aparecer tras cirugías repetidas en la misma localización, quemaduras, etc y representan la patología benigna más frecuentemente tratada con radioterapia.

En la cirugía de Queloides se producen tasas de reaparición de la enfermedad superiores al 80%. El único tratamiento que ha demostrado disminuir la recidiva tras la cirugía es la radioterapia con electrones.

Queloides

Encuentra tu Centro
GenesisCare más próximo