Más de 50 centros especializados en el tratamiento del cáncer

Seleccionar página

Glioma

Inicio > Glioma

¿Qué es el Glioma?

El Sistema Nervioso Central está formado por dos estructuras básicas: el encéfalo y la médula espinal, que se encargan de controlar todas las funciones del organismo.

El encéfalo, a su vez está integrado por el cerebro, el cerebelo y el tronco cerebral. Se encuentra rodeado por unas membranas, denominadas meninges, entre las que circula libremente el líquido cefalorraquídeo. Se encuentra contenido en una estructura ósea rígida, que lo protege denominada cráneo.

Cerebro: Se encarga de las funciones cognitivas, entre otras, la capacidad del habla, el pensamiento, el aprendizaje y la memoria, además de determinadas respuestas motoras y emocionales. Está formado por dos hemisferios, derecho e izquierdo, que se encuentran separados entre sí por un surco central (cisura longitudinal).

Síntomas del glioma cerebral


En general, cuando el tumor es pequeño, no suele producir síntomas salvo que afecte una zona muy sensible del cerebro.

Gracias al empleo precoz de la TC (Tomografía Computerizada o escáner), prueba diagnóstica que se solicita cuando aparecen síntomas, se puede diagnosticar en sus fases iniciales. El síntoma más frecuente son las convulsiones (90%), siendo rara la aparición de hipertensión intracraneal (5-10%) que puede llegar a producirse como consecuencia del crecimiento tumoral debido a un compromiso de espacio, ya que el cerebro se encuentra en el interior de una estructura ósea rígida, por lo que aumenta la presión en el interior.

Los síntomas derivados del aumento de la presión intracraneal son los siguientes:

Causas y prevención del glioma cerebral

Se desconocen los factores que favorecen el origen y desarrollo de los tumores cerebrales. No se ha podido demostrar una relación en la aparición de los gliomas con factores ambientales o virales.

Tampoco queda clara la relación con la telefonía móvil y antenas, ya que los estudios actuales son contradictorios.

Estadios del glioma

El sistema de clasificación por estadios TNM, no tiene utilidad para la estadificación de los tumores del Sistema Nervioso Central.

La afectación o no de ganglios (N), no se puede aplicar en los tumores del Sistema Nervioso Central porque esta estructura carece de ganglios regionales. Por otro lado, las metástasis (M) extracraneales de los tumores del Sistema Nervioso Central son excepcionales.

Los gliomas se clasifican en función de las características de las células y de su agresividad (velocidad de división).

Clasificación biológica o tipos de gliomas cerebrales

Los gliomas se clasifican en función de las características de las células y de su agresividad (velocidad de división). Los gliomas se dividen en 4 grados:

  • Grado 1 y 2: también denominados gliomas de bajo grado o astrocitomas. Generalmente suelen ser tumores poco agresivos, aunque con el tiempo, en algunos casos, pueden evolucionar y transformarse en un grado más alto.
  • Grado 3 y 4: o gliomas de alto grado (el grado 3 se denomina astrocitoma anaplásico y el 4 glioblastoma multiforme). Son de mayor malignidad que los gliomas grado 1 y 2.

En adultos, el 80% de los gliomas suelen ser grado 3-4.

Tratamiento para el glioma

El tratamiento de los gliomas es multidisciplinar y depende de la localización, del tamaño en el momento del diagnóstico, del grado y del estado general del paciente.

En general el tratamiento está basado en la combinación de alguno de estos tratamientos: cirugía, tratamiento con radioterapia y tratamiento sistémico o farmacológico(quimioterapia).

Pronóstico del glioma

El pronóstico de este tumor depende de la edad del paciente, de la localización de la lesión, del grado y de la posibilidad de realizar una cirugía radical.

En España, como en el resto de países occidentales, este tipo de tumores presenta una tasa de incidencia baja siendo para varones de 8,73 y de 5,4 para mujeres por 100.000 habitantes.

Las expectativas de supervivencia de los pacientes con gliomas han mejorado en los últimos años y, aunque no son altas, con los tratamientos actuales se prolonga el tiempo de vida libre de enfermedad del paciente.

Psico-Oncología

En los últimos años, se están realizando importantes avances en el tratamiento de los gliomas, lo que está aumentando de forma notable la supervivencia y la calidad de vida de las personas que los presentan.

El diagnóstico de un glioma AS puede asociarse con las reacciones emocionales de ansiedad, miedo y preocupación ante el futuro derivadas del diagnóstico, con la característica añadida del temor a una posible afectación cognitiva secundaria al tumor o a los tratamientos.

A ello se une la incertidumbre ante el futuro y ante la capacidad para desenvolverse en la vida cotidiana, pudiendo aumentar el malestar psicológico tanto en el paciente como en la familia.

Los pacientes pueden presentar déficits cognitivos y funcionales que pudieran afectar a su calidad de vida. De forma específica, si existe una afectación en el lóbulo frontal o en el temporal pueden observarse alteraciones en el comportamiento tales como labilidad emocional, desinhibición, aumento de la irritabilidad y cambios en el contenido del pensamiento. Sin embargo, en la actualidad los programas de rehabilitación neuropsicológica permiten disminuir las posibles reacciones emocionales y secuelas de la enfermedad, facilitando la adaptación a la vida diaria del paciente y sus familiares.