Más de 50 centros especializados en el tratamiento del cáncer

Seleccionar página

Cáncer de laringe

Inicio > Cáncer de laringe

¿Qué es el cáncer de laringe?

La laringe es el órgano encargado de la fonación, se sitúa en la parte anterior del cuello entre la faringe y la tráquea, una parte de la garganta. La laringe consta de tres partes:

  • Supraglotis: es la parte superior de la laringe, en ella se encuentra la epiglotis, que se encarga de impedir el paso de los alimentos a la vía respiratoria cuando se produce la deglución.
  • Glotis: es la parte media de la laringe, donde se localizan las cuerdas vocales que vibran y producen sonido.
  • Subglotis: es la parte inferior de la laringe entre las cuerdas vocales y la tráquea.

El cáncer de laringe se produce cuando aparece un tumor maligno (células alteradas con capacidad de invadir localmente y dar lugar a metástasis) en cualquiera de estas 3 localizaciones.

Síntomas del cáncer de laringe

Los síntomas causados por el cáncer de laringe se deben, habitualmente, a la alteración de la función de la laringe. Los síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • Dolor al tragar(odinofagia) o tos que no desaparece.
  • Dolor de oído, que suele ser un dolor reflejo o irradiado. Es más frecuente en los tumores de la supraglotis.
  • Aparición de un nódulo en el cuello o la garganta.
  • Ronquera o disfonía: por afectación de las cuerdas vocales de la glotis. Es el síntoma más habitual en estos pacientes.

Por tanto, si una persona fumadora presenta una disfonía o ronquera que no cede en 2 semanas debe consultar con un otorrino para que le haga una exploración de laringe.

Causas y prevención del cáncer de laringe

Como en muchos tumores, las causas o factores de riesgo que predisponen o aumentan la probabilidad de padecer cáncer de laringe no se conocen en la mayoría de los casos, aunque se sabe que existen unos factores de riesgo que pueden favorecen su aparición.

  • Edad: mayor incidencia a partir de los 50 años.
  • Factores dietéticos.
  • Hábito tabáquico.
  • Consumo elevado de alcohol.
  • Obesidad e inactividad física.
  • Factores genéticos o familiares: un 25% de los pacientes tienen un familiar afecto y en menos de un 10% se diagnostica un componente hereditario.

Etapas del cáncer de laringe

El cáncer de laringe se clasifica en distintos estadios o fases, dependiendo del tamaño del tumor, de la afectación o no de los ganglios del cuello y de la diseminación a otros órganos del cuerpo (metástasis):

Tratamiento para el cáncer de laringe

El tratamiento del cáncer de laringe puede variar en función de la localización del tumor y del estadio en que se encuentre. La cirugía radical de la laringe tiene como secuela importante la pérdida permanente del habla y una alteración estética por el traqueostoma (orificio que comunica con la tráquea para permitir la respiración), por eso, siempre que sea posible, la primera opción terapéutica pasa por tratar de preservar la laringe. En la actualidad eso es posible en un alto porcentaje de casos gracias a la combinación de otros tratamientos como la radioterapia y la quimioterapia.

Pronóstico del cáncer de laringe

Los avances en el tratamiento permiten obtener tasas de supervivencia en estadios iniciales para el cáncer glotis a los 5 años entre un 90 y un 80% y para los tumores de supraglotis y subglotis de un 60-65%.

Psico-Oncología

La calidad de vida del paciente con cáncer de laringe ha mejorado notablemente en la última década y la tendencia continúa gracias a los avances en el abordaje terapéutico de esta enfermedad. Las estrategias quirúrgicas para el tratamiento de esta enfermedad han avanzado notablemente, aunque pueden condicionar la calidad de vida del paciente. El diagnóstico y tratamiento de un cáncer de laringe se asocia con elevados porcentajes (superiores a 35%) de ansiedad y depresión, principalmente durante los primeros doce meses de la enfermedad y muy relacionados con la función del habla.

Este malestar emocional se asocia principalmente con los cambios asociados al lenguaje o a la forma de comunicarse, con los hábitos alimentarios y en la imagen corporal que suelen ser frecuentes en estos pacientes y producir síntomas de ansiedad, conductas de evitación y aislamiento social. El apoyo psicológico en los pacientes con cáncer de laringe tendrá como objetivo facilitar la adaptación a los cambios del habla y utilizar sistemas compensatorios de comunicación si fuera necesario. También serán objetivos de atención psicológica trabajar la importancia del cuidado personal y corporal, así como potenciar las relaciones sociales para evitar que el paciente se aísle a nivel social.

Aunque los avances científicos tecnológicos están facilitando el diagnóstico en estadios iniciales y disminuyendo los efectos secundarios de los tratamientos y las secuelas a largo plazo, el apoyo psico-oncológico se integra en el equipo multidisciplinar necesario para abordaje de estos pacientes. Este apoyo tendrá como objetivos facilitar la adherencia a los tratamientos médicos y disminuir los síntomas de ansiedad y depresión, potenciar estilos de vida saludables y evitar por parte de la familia la sobreprotección en la alimentación y en los cuidados que en muchas ocasiones se produce.