Más de 50 centros especializados en el tratamiento del cáncer

Seleccionar página

Consejos para cuidarte en verano durante un tratamiento de cáncer

Durante el verano surgen más dudas tanto a pacientes oncológicos como a familiares sobre qué cuidados personales se deben seguir durante un tratamiento de cáncer. En vacaciones es habitual cambiar de hábitos alimenticios, alteramos el horario de descanso, etc. En este post  despejamos las  dudas sobre aspectos tan importantes para la salud como la alimentación y al cuidado de la piel.

Veamos qué hábitos se pueden incorporar durante el verano para seguir disfrutando de las vacaciones familiares en la playa o en la piscina sin exponerse a ningún riesgo.

Mantener una alimentación nutritiva y rica en líquidos

Los pacientes deben tener en cuenta la importancia de mantener un nivel de hidratación de la piel adecuado. Es clave estar bien hidratado por dentro  y para ello existen numerosas fórmulas muy refrescantes y ligeras, como helados o batidos con frutas y legumbres que aportan gran hidratación, vitaminas e incluso proteínas vegetales. Escogiendo alimentos como el aceite de oliva, nueces, espinacas o acelgas, aguacate, lino molido… aportarás a tu dieta grasas saludables, como omega 3 y omega 6. Ingiere una mayor cantidad de agua, evita comidas copiosas y sigue estos consejos básicos para facilitar la digestión.

Seguir precauciones básicas de higiene

Durante las vacaciones solemos pasar fuera de casa más tiempo y hacemos más comidas fuera. Frente a ello, algunos consejos serían consumir alimentos bien cocidos al comer en restaurantes, lavar las manos con agua y jabón antes y después del inodoro, secarlas con papel desechable, beber agua potable o hervida, etc.

Limpieza de la piel y el cabello durante las vacaciones

La sequedad cutanea, efecto secundario de los tratamientos oncológicos, se ve intensificada por la mayor exposición e intensidad del sol durante los meses de verano. Durante las vacaciones, para la higiene diaria es mejor optar por una ducha que por un baño prolongado. Esta debe ser con agua templada y empleando un jabón con ph neutro para el cuerpo, y champú suave de uso frecuente para el cabello, que proteja la piel del cuero cabelludo. En el rostro, la limpieza e hidratación deben ser diarias, con productos específicos recomendados por un especialista.

Voy a la playa, ¿qué método de depilación es el apropiado?

Durante un tratamiento de quimioterapia o radioterapia no se deben usar métodos de depilación tradicionales como crema depilatoria o cera caliente o fría. La opción recomendable es la cuchilla, realizando la depilación con gran cuidado y sin apurar demasiado.

Por el mismo motivo, tanto en rostro como en cuerpo, se debe evitar aplicar tratamientos más agresivos o realizar limpiezas más profundas. Además es conveniente evitar la aplicación sobre la piel de colonias o perfumes que contengan alcohol,  ya que pueden provocar la irritación.

Proteger la piel ante la exposición al sol

proteccion-piel-verano

El cuidado de la piel es otro de los factores que más debemos tener en cuenta durante los meses de verano. A pesar de que es necesario protegerse del sol en cualquier época del año, en verano estamos más expuestos al sol y es fundamental saber cómo proteger la piel para prevenir el cáncer de piel

Es recomendable evitar las horas de mayor riesgo, entre las 12h y las 18h, y aplicar protector  solar aunque hagamos uso de pamelas y ropa ligera. Para ir a la playa, el uso de turbantes es mucho más cómodo que el uso de pelucas. En cuanto a los pañuelos, debemos optar por la opción más cómoda y práctica: tejidos suaves y naturales, confeccionados sin costuras y que transpiren bien sin rozar el cuero cabelludo.

Incorporar estas sencillas medidas de precaución no supone un gran cambio de hábitos durante el verano y evitará posibles riesgos de salud durante el tratamiento oncológico.